Marjal dels Moros. Un mes despues del incendio

Hace aproximadamente un mes, el fuego arrasaba la Marjal del Moros, un lugar con una biodiversidad y riqueza faunistica altísimas, máxime cuando está localizado muy cercano a la ciudad de Valencia y rodeada de infraestructuras e industrias.

En el extremo norte del Marjal se encuentra Grau Vell, una pequeña población perteneciente a Sagunto, desde allí empezamos a caminar para comprobar y fotografiar la zona.

 

En la Marjal, la vida sigue su curso, a su ritmo, y todo sigue evolucionando. Después de las lluvias recientes muchas plantas están brotando, y la naturaleza volverá a demostrarnos que es más fuerte de lo que pensamos, se adaptará a las nuevas condiciones y prosperará, unas especies se beneficiarán, otras quizás desaparezcan

Hoy hemos visto pocos signos de vida, en parte por la niebla que envolvía los tarays quemados, pero los narcisos ya florecían entre las cenizas, y miles de arañas (¿donde se escondieron?) han puesto sus telas para capturar lo que se pueda, mientras andaba por el barro hacia un solitario árbol, una rapaz ha salido de la nada y ha desaparecido con igual rapidez entre la niebla.

Fotográficamente hablando volví a retomar sensaciones al trabajar con el equivalente a un 50mm, para mi es la focal perfecta. Seguiré trabajando en la Marjal los próximos meses, quiero ver como evoluciona y si puedo, conseguir un buen reportaje de la zona.

Gracias por leer!

Manolo fotografiando los narcisos (creemos que es la especie Narcissus tazetta).

Manolo fotografiando los narcisos (creemos que es la especie Narcissus tazetta).

Manolo comprobando el sistema de estabilización de la olympus con las telas de araña.

Manolo comprobando el sistema de estabilización de la olympus con las telas de araña.

De los nacidos para perder

Sabina siempre es una inspiración cuando pienso en volver a hacer fotografías en la ciudad,

"soy del color de tu porvenir me dijo el hombre del traje gris, no eres mi tipo le contesté, y aquella tarde aprendí a correr..." y sigue con unas letra fantástica toda la canción

Echo de menos como no os podéis imaginar, tener una leica para fotografiar, parece que ya no se hacerlo de otra manera, pero de momento tendré que apañarme y seguir escuchando al maestro Sabina, a veces hay que coger impulso y ganas antes de echarse a correr.

Aquí os pongo una fotografía de mi proyecto Rambleta KM.0 donde para mi hay un hombre intentando escapar de su destino.

En el archivo todas las fotografías del proyecto sobre un barrio de las afueras de Valencia.

© Daniel Belenguer

© Daniel Belenguer

Fotografiando cabras monteses en el Alto Mijares

Entre unas cosas y otras me he plantado en febrero sin escribir una sola entrada en el blog. Ando liado con varios proyectos ajenos a la fotografia y no me queda tiempo de más, pero  sigo pasando algunas  horas siempre que puedo buscando e intentando fotografiar a las cabras monteses por las montañas del Alto Mijares en Castellón. 

Las cabras monteses de esta zona no están tan acostumbradas al ser humano como las de otras zonas más turísticas, y aunque hasta donde yo se en la zona no se les caza, son bastante esquivas y huidizas, cosa que agradezco, ya que siempre tengo la sensación de estar buscando y recechando un auténtico animal salvaje.

Aquí van unos consejos para el que quiera verlas sobre el terreno:

1- las cabras se mueven más en las primera sy ultimas horas del dia, también son nocturnas, y las horas centrales del día a menudo están descansando en algún sitio soleado.

2- aunque nos las imaginamos siempre en los riscos más inaccesibles, las cabras usan todos los habitats de estas montañas: roquedos, bosques, ríos secos o ramblas, cultivos de secano, etc,..asi que no sólo hay que buscarlas en sitios apartados y montañosos, a menudo cerca de los pueblos podemos verlas con mucha facilidad.

3- un buen método para localizarlas es esperar en silencio. Cuando las cabras se mueven por el monte se las puede a menudo oir antes que ver, asi que a veces el mejor sistema es quedarse quieto y escuchar.

4- otro método bueno para localizarlas es buscarlas activamente, andando por la zona con cuidado y atent@, con suerte las puedes ver (muy raro) antes que ellas te oigan a ti, y de esa manera conseguir observar su comportamiento sin la presencia humana.

5-lo normal es que ellas te descubran antes a ti, una vez descubierto una táctica buena ves no moverse. Ellas darán la voz de alarma, pero si te sientas o tumbas y no pareces una amenaza, puedes conseguir acercarte bastante y que se relajen.

 Esta es la técnica que utilicé este fin de semana cuando fotografiaba y grababa a este recental, que junto con otras crías y hembras que buscaba unos brotes verdes que llevarse a la boca.

  © Daniel Belenguer.

Nota técnica: grabado con una Olympus omd em1 mark II, un zuizo 300 y estabilizador de imagen

 

Ética y fotografía de naturaleza

Desde que he vuelto a retomar mi interés por fotografiar animales voy viendo imágenes y leyendo sobre lo que se hace actualmente en la fotografia de fauna, sobre todo porque voy buscando sistemas para disparar el flash remoto y cosas por el estilo, hay animales que son totalmente nocturnos y ¡quiero verlos!

El caso es que estoy descubriendo que hay una vertiente -que parece mayoritaria- en la fotografia de naturaleza en la que que prima la estética absoluta, la preparación al máximo de un escenario, la eliminación o añadido por diversas técnicas (no solo photoshop sino exposiciones multiples etc,.) de elementos. En definitiva, la creación de escenarios e imágenes que no son naturales, que no estaban allí de antemano, sino que el fotografo los construye y prepara para obtener imágenes ideales.

Además esas imágenes deben estar perfectamente iluminadas. El ruido excesivo, la falta de nitidez absoluta y otros factores por el estilo son determinantes para descartar o no una imagen.

El resultado son imágenes impecables con una nitidez asombrosa, perfectos reflejos en el agua,  o aves en los mismos posaderos una y otra vez. Son fotografías espectaculares y bonitas, lo reconozco. Y me parece perfecto que haya empresas y personas que vivan de ello y fotógrafos que paguen por fotografiar en esos emplazamientos, muchos de esos animales son difíciles de ver en la naturaleza, así que fotografiarlos es una odisea en condiciones naturales.

Lo que a mi me chirría de esta manera de trabajar es que realmente no me parece fotografia de naturaleza. En la naturaleza todo es caos, ese mundo perfecto simplemente no existe. Lo creamos porque admiramos a esos animales y queremos verlos y fotografiarlos, admirar su belleza.. sin embargo a mi me falta la parte salvaje y natural. 

La fotografia de fauna es tan difícil, que resulta muy tentador tomar atajos, y ahora que empiezo en esto querría asegurarme de hacer las cosas con arreglo a mi conciencia.

De hecho estoy colocando una cámara trampa y poniendo un pequeño cebo para atraer carnívoros, ¿es eso ético?, no lo se, últimamente pienso que debería buscar una zona y dejar la cámara trampa mas tiempo, simplemente registrando lo que pasa por allí, aunque la parte educativa (enseñar a mi hijo los animales) pesa bastante y casi prefiero que tenga su recompensa en forma de videos de animales siempre que no interfiramos demasiado.

Asi que me he pasado por la web de mi fotografo de fauna favorito, Michael Nichols, y aqui os dejo unos cuantos pensamientos que encuentro inspiradores:

I want people to trust my photographs, so I try to do them as realistically as possible. But setting up a picture is not a horrible thing, if that’s what it requires. The important question is: is it misleading? If it is, then it starts to cross a boundary. I can’t stand a photograph that I’ve made, no matter how cool it is, if I set it up. It’s dismissed. It’s one that you will not see. The pictures that I care about the most are real moments.

There’s a huge amount of fooling around in wildlife photography because it’s so hard to do. People fake it all the time. They build enclosures, they use trained Hollywood animals. 

I’m just so bored with pretty pictures of wildlife. The last thing I would do is say go to the Serengeti and shoot a bunch of pictures of just beautiful wildlife. But I would like to go there and shoot a lot of pictures of lions killing things, and crocodiles killing things — as long as the edge is there. 

In other words, take pictures all the time: rain or shine. Some of the things that really bore me with some expedition photography is when the story talks about how hard it is, but all the pictures are bright and colorful and shiny. "

Por ultimo una entrevista en español a Michael Nichols donde habla sobre ética y fotografía de naturaleza.