Los bosques sin caminos

Ayer leí este extracto de un poema de Lord Byron y me gustó.

Del proyecto analógico en Blanco y negro sobre Ludiente extraigo esta fotografía y para mi tienen sentido juntos. Por este bosque antes pasaban caminos, sendas que llevaban a los hombres a las masías y los pueblos y ahora han sido engullidos por la smilax y las zarzas.

Hay un placer en los bosques sin senderos,
hay un éxtasis en la costa solitaria,
hay compañía, allí donde nadie se hace presente,
al lado del mar profundo, y música en su rugido:
No amo menos al hombre, sino más a la Naturaleza,
a partir de nuestros encuentros, a los que asisto sigiloso,
a partir de todo lo que puedo ser, o que he visto antes,
para fundirme con el Universo y sentir
lo que nunca puedo expresar aunque me sea imposible ocultar.

Lord Byron (Las peregrinaciones de Childe Harold)

 © Daniel Belenguer

© Daniel Belenguer

Como seguir fotografiando con carretes y no morir en el intento

Vamos a entrar en zona fronteriza. Que nadie dispare por favor.

El caso es que hace unos meses, no se si llega al año, vendí el escáner imacon y las leicas analógicas. Con lo reunido entre de nuevo en el mundo digital y pude cambiar el ordenador,  a mi entender estaba manteniendo un equipo demasiado costoso para poder seguir fotografiando con película.

Los que seguis el blog sabéis de mi amor incondicional por el look de la película fotográfica, pero hasta el amor tiene un precio que puedes o no asumir. 

La cámara digital me da muchas satisfacciones, es increíblemente versátil y puedo fotografiar de todo sin problemas, ademas de grabar video.

Una de las cosas que puedes hacer con una cámara digital es "escanear " tus negativos, es un método conocido por los outsiders de la fotografia analógica que no pueden/quieren hacerse con un laboratorio o un escáner de alta gama.

Que quede claro que para mi la mejor manera de seguir fotografiando  en analógico es hacer todo el proceso analógico, desde la toma hasta la impresión. Pero, el mundo perfecto no existe, así que en mi caso particular estoy explorando la posibilidad de seguir fotografiando analógico digitalizando los negativos con una cámara.

¿por que?

pues porque echo de menos la sensación de que cada fotografia sea única, porque el negativo de blanco y negro me sigue ofreciendo un look único  que me encanta, porque puedo revelarlo en casa con poco coste, y porque tengo un 35/2 summicron  que necesita una novia ya.

 

¿por que no en color?

 porque el coste de los carretes es muy alto, porque he de revelarlo en laboratorios con mas coste, y porque digitalizar con este método en color me da muchos problemas para alcanzar un color correcto.

Vamos al lio, este es el metodo que he empleado:

 

1º Los materiales:

 un tripode o mesa de reproducción, tiene que permitir que sensor y negativo estén lo mas paralelos posibles, y ademas tiene que ser estable.

IMG_20180501_120434138.jpg

 

una camara reflex o csc con un objetivo macro. en mi caso una Olympus con el macro que me han dejado.

IMG_20180501_120452766.jpg

 

una mesa de luz para iluminar los negativos desde abajo.

IMG_20180501_121023976.jpg

 

un portanegativos o similar para colocar ele negativo que queremos digitalizar.

IMG_20180501_121426992.jpg

negativos en blanco y negro de 35mm.

IMG_20180501_121219161.jpg

La Olympus OMD EM1 mark II tiene un modo de disparo de alta resolución con el cual se apilan 8 fotografías y dan como resultado una imagen de más tamaño y nitidez.

Vamos al menu y seleccionamos la opción, en mi caso le doy 2" desde que acciono el disparador hasta que hace la fotografia.

Además selecciono 200 ISO y un f/8 que me asegura la maxima nitidez y profundidad de campo, balance de blancos automático.

Preparamos todo para que el negativo ocupe casi toda la pantalla, en mi caso como la Olympus tiene un formato 43 sobra espacio, pero lo compensa ampliamente al usar el disparo de alta resolución. Fotografiamos y comprobamos con el histograma que tenemos una buena exposición.

IMG_20180501_121729958.jpg
IMG_20180501_121849106.jpg

Como he tenido problemas con algunos negativos, para hacer esta prueba he fotografiado varios negativos distintos, de diferentes años también.

IMG_20180501_122111010.jpg

Solo nos queda descargar la tarjeta en una nueva carpeta e importarla al capture one, que es el programa que uso para catalogar y editar las  fotografías.

Una vez en el programa hay que invertir las curvas para obtener un positivo y corregir al gusto la imagen.

Captura de pantalla 2018-05-01 a las 12.39.40.png
Captura de pantalla 2018-05-01 a las 12.40.08.png

Y el resto de imágenes:
 

El resultado es bastante chulo, igual o mejor que con el imacon, aunque con el tema del color no es tan fácilmente el postproceso.

SI algun conocido quiere le puedo pasar las digitalizaciones a alta resolución para que pueda sacar sus propias conclusiones.

 Marta en la playa de Tarifa.

Marta en la playa de Tarifa.

Obviamente para digitalizar asi necesitas un montón de cosas que puedes o no tener, ya cada uno según sus circunstancias valora si le vale la pena o no. Para muchos una camara de carrete y un escáner epson por ejemplo le solucionaría la papeleta. Resumiendo hay muchas formas, y cada una tiene sus ventajas.

Gracias por leer!

La mejor luz para fotografiar

Yo crecí fotográficamente con las diapositivas y los magníficos reportajes del National Geographic. Cuando usabas diapositivas (todavía se venden) tus opciones de fotografiar eran 50 o 100ISO, intentar buscar imágenes de bajo contraste ( o quemabas luces o por norma general elegías densas sombras sin detalle) y fotografiar en ciertos momentos del dia.

Creo que las manias no se curan fácilmente y a mi me ha quedado esa secuela, ahora que fotografío en digital busco esas luces de cuando usaba diapositiva. Cuando fotografio encuentro invariablemente más interesantes los momentos "in between": entre el dia y la noche, lo fijo y lo que se mueve, el frío y el calor. En esos contrastes veo cosas que me interesan. La oscuridad me atrae, quizás es porque el digital es tan nítido y reproduce todo tan perfectamente que lo que voy buscando es un poco menos de exactitud, dejar algo a la imaginación.

Con el negativo color o blanco y negro esto es tremendamente más fácil, puedes crear atmósferas fácilmente, el medio te lo permite. 

El estabilizador de la cámara te permite pasar del tripode y dejarlo en casa, lo cual es enormemente util muchas veces, pero creo que alguna vez voy a experimentar usando la cámara sin el.

Está bien que los límites sean borrosos a veces, también en fotografía.

 Captura de pantalla de mi ordenador con algunas de las últimas fotografías que he tomado en el Alto Mijares

Captura de pantalla de mi ordenador con algunas de las últimas fotografías que he tomado en el Alto Mijares

Libro recomendado: Western Colors de Bernard Plossu

Llevaba tiempo sin coger un libro de fotografía, he mirado y vuelvo a estudiar muchas veces lo que ya tengo, pero mira por donde me di el capricho de aumentar mi colección Plossu. Casi la llamaría así porque es el autor del que más libros tengo.

He hablado de Plossu en varias ocasiones en el blog. Primero en una visita que hizo a Railowsky para presentar su libro Vámonos. Después en la sección de Balas de Plata, donde presentaba un fotógrafo analógico de forma periódica.

Western Colors reune un trabajo fotográfico en color realizado por el fotógrafo francés durante sus años en los Estados Unidos. El libro reúne 88 fotografías impresas por el método Fresson y con todas las señas de identidad del autor: formato 35mm, focal de 50mm, composición sencilla (como el dice, cuando haces esas fotografías puedes dormir tranquilo), algunas imágenes movidas, los grandes paisajes, la arquitectura, la carretera, pocas personas...

A todo esto sumemos el color del desierto, los marrones y cielos tormentosos que ensalzan siempre la fotografía en color, los clubs nocturnos, el barro y también algunos amaneceres.

Dice Plossu que si una fotografía suya es espectacular es que se ha equivocado, y es posible, pero a mi este libro me parece un trabajo espectacular, el detalle intimo, la fotografia delicada, un formato perfecto, ni grande ni pequeño, tapa dura y un número perfecto de imágenes.. he pasado algunas mañanas disfrutando del efecto Plossu frente a la chimenea, y ha resultado de lo más placentero. 

Muy recomendable si sois fans o como introducción al autor.