Como fotografiar con tu familia durante un viaje y no morir en el intento

Todo fotógraf@ que se precie sabe que este es un oficio para solitarios, el individu@ en cuestión recorre el mundo con sus cámaras y su glamour, conoce estrellas del pop, culturas antiguas, lugares indómitos y animales exóticos. Y si no eres muy muy fe@ tienes todos los puntos para tener admirador@s o algo más en cada lugar que visitas.

Bien, volvamos a la realidad, el 99% de las veces no disfrutarás de casi nada de lo del párrafo anterior, pero tienes suerte y te puedes ir de vacaciones, asi que te llevas la cámara y lo intentas.

Tienes dos opciones:

1- pasas de todo, con el smartphone haces fotos con/sin filtros y las pasas por wasap que es lo que básicamente te van a pedir, alguna para instagram, si eres antiguo facebook.

2- te llevas tu cámara de objetivos intercambiables y buscas trucos para poder fotografíar el instante decisivo que te espera en cada esquina.

Si sois como yo, de los segund@s os conviene tener desarrolladas ciertas habilidades y trucos que yo ahora amablemente os paso:

1º Si vais a la montaña nada mejor que el primer día, asi en frío, llevártelos a una caminata de 5-6 horas cuesta arriba, sin equipo adecuado y bajo la lluvia. Con eso conseguirás agotarlos para irte por la tarde o al dia siguiente (estarán molidos) a tu bola, a hacer fotos a lugareños, árboles o caballos.

danielbelenguer 017296.jpg

2ª Un buen desayuno alegra el dia a cualquiera, si tienes un hij@ adolescente que le gusta comer, preparale unas buenas tostadas y luego siempre l@ tendrás más receptiv@ para llevarl@ a sitios indómitos.

danielbelenguer 017346.jpg

3º el truco de contratar una excursión a caballo siempre funciona, les dices que es para 1h y en realidad contratas para 8 horas, tienes tiempo de sobra para fotografiar y para tomarte unas cervecitas con la gente del pueblo más cercano (a David Alan Harvey eso siempre le funciona!)

danielbelenguer 017410.jpg

4º un truco muy usado es fundirse con el entorno haciendo como que vas a ver un animal interesantísimo y superescaso, actividad que requiere silencio absoluto y soledad, si eres un bichólogo y los tienes enseñados te dejarán a tus anchas un rato, indispensable para poder pensar sobre como fotografiar un bosque de abedules.

danielbelenguer 017462.jpg

5º te conviene hacer algunas concesiones para no enfadar al personal, asi que por mucho que te guste lo auténtico y único, tendrás que aprender a convivir con la gente que disfruta en sitios más comunes, como la playa atiborrada de gente, ¡aprender a fotografiar en cada entorno es fundamental!

danielbelenguer 017337.jpg

6º las fotografías de animales más demandadas por los publicistas no son de animales exóticos, que va!!, las mascotas son tu aliad@, si eres hábil podrás conseguir unas fotos chulas de tu familia, y también de los animales!

danielbelenguer 017474.jpg


7º y último, puedes esforzarte mucho, poner en marcha todos estos trucos y otros, pero al final si eres un pesad@ y solo haces fotos en vez de vivir el momento conseguirás dejarlos aburridisimos y sin ganas de salir contigo otra vez, asi que no te pases!!!

danielbelenguer 017437.jpg

¡¡Buen viaje!!

Nueva galeria sobre Asturias en el archivo. Quirós y Cabo Peñas.

 Escena callejera en Proaza. Aqui los personales son de 4 patas, muy simpáticos y nada reticentes a salir en las fotografías!

Escena callejera en Proaza. Aqui los personales son de 4 patas, muy simpáticos y nada reticentes a salir en las fotografías!

Como fotografiar el bosque. Una idea

Pasas desde León hacía Asturias y al acabar de cruzar el túnel descubres que has entrado en otro lugar, con reglas distintas. No importa la frontera, sólo las montañas y el clima, la naturaleza todavía es aquí salvaje e implacable y decide lo que se va a servir.

Mientras en julio el resto de la piel de toro se asaba viva, en Ricabo - Concejo de Quirós- la niebla, la lluvia y la selva esmeralda dictaban que hacer, como y cuando.

Primero te llama la atención la exuberancia, el verde fluorescente, el agua, el musgo, los viejos troncos retorcidos, la uniformidad del bosque de hayas. Después te sientes abrumado y no sabes donde mirar, que enfocar, y cual debe ser el punto de interés para conseguir fotografías interesantes que vayan más allá de la fotografía descriptiva.

Aquí no valen los trucos, debes poner un 50mm en tu cámara ( focal standard de la que no disfrutáis los que usáis smartphones) y buscar cómo acercarte a plasmar en dos dimensiones lo que estás sintiendo.

Porque se trata justamente de eso, de sentir, de escuchar lo que te está contando ese lugar: de fotografiar la humedad, la oscuridad que reina en los días nublados, la bendición del sol, se trata de que la persona que verá esa fotografía desde su casa pueda estar un poco más cerca de eso que tu disfrutabas.

Y aquí va el truco para intentarlo:

SE TRATA DE FOTOGRAFIAR LA LUZ

sencillo, ¿verdad?, La Luz, con mayúsculas, el contraste entre lo iluminado y las sombras, lo que marca la diferencia en lo uniforme, lo que resalta un tronco o un determinado árbol, el rayo de esperanza de un día soleado en tus vacaciones de verano.

Sigo eliminando lo ordinario con la esperanza de reducir aquellos días a sensaciones.

gracias por leer.

 © Daniel Belenguer

© Daniel Belenguer

Caminando por barro

Andamos con alegria por los verdes prados con flores, suaves, mullidos. Las bonitas mariposas nos hipnotizan con sus alas multicolores y el cálido sol nos acaricia la calva, y todo parece hermoso, imposible distinguir si la pista que estas siguiendo es del depredador o de la presa, no importa, todo es tan hermoso…

Pero entonces llega el otoño y las lluvias, el suelo se embarra, pisas con dificultad, las botas se llenan de barro o mierda, a veces de sangre.. resbalas y caes, ¡todo parece tan difícil!,

Encontré esta huella subiendo por un camino resbaladizo, en la lluviosa Asturias. Ahora ya no estoy en el bosque, ni llueve, pero a veces siento que sigo en el barro y entonces recuerdo que es el mejor sitio en el que uno puede encontrarse para reconocer a las diferentes especies.

es en el fango donde los animales y los humanos dejamos nuestra huella más clara.

Una gran ventaja a pesar de lo incómodo que es.

Aqui os dejo una huella de tejón, de Asturias, inconfundible, con sus cuatro deditos, como un oso en miniatura. Son preciosos estos animales, me encantan.

 © Daniel Belenguer

© Daniel Belenguer