Balas de plata #21. Yamamoto Masao

Es posible hablar de Yamamoto Masao a través, pero para poder valorar su obra debes verla con sus ojos, en el mundo real, y es que toda ella está pensada para conseguir un objeto tangible, una copia fotográfica.

Me encanta el look y el proceso de la toma en la fotografía analógica, pero creo que al final, lo único que la diferenciará y la permitirá sobrevivir será la creación de un objeto material, que podamos tocar con las manos, y ver alejados de la pantalla, en un proceso y entorno distinto al que se consumen la mayor parte de las fotografías digitales, muy diferente de la uniformidad perfecta que nos llega por las pantallas e internet, un realidad que uno pueda disfrutar en silencio en una galería o en la tranquilidad del sofa frente a una chimena en invierno.

© Yamamoto Masao

© Yamamoto Masao

Yamamoto Masao utiliza cámaras de 35mm para crear fotografías (objeto físico), las copias a través de esos negativos son desgastadas a través del tiempo, llevándolas encima, arrugándolas, manoseándolas, o a por la acción del té, o los químicos, dándoles u aspecto envejecido que realza más una sensación de temporalidad.

El universo que va creando es delicado, íntimo,..con imágenes que sólo se perciben desde una observación silenciosa y sensible.

En su obra hay espacios, objetos, naturaleza, deseos, tiempo, formas..parece que el ve donde los demás pasamos de largo, porque para ver esas cosas no sólo hace falta una sensibilidad especial, es necesario no tener prisa.

Detalle de una exposición de Yamamoto Masao.

Detalle de una exposición de Yamamoto Masao.

En navidades me permití el lujo de uno de sus libros, muy recomendable para los interesados en este autor:

SMALL THINGS IN SILENCE

tiene todavía un precio razonable,  es una AUTÉNTICA DELICIA: el papel, la edición, las pequeñas imágenes, todo ello suma y complementa la gran obra de Masao, un libro para disfrutar en el silencio de las pequeñas cosas.