Cuaderno de campo. Fototrampeo.

La vida da muchas vueltas y a veces el destino juega a tu favor, hace un año aproximadamente tuve la suerte de reencontrarme con un Jose Javier García Marzal , llevábamos muchísimos años sin vernos y coincidencia de la vida hablando de esto y aquello,  en un rato estábamos hablando de fotografía y naturaleza. En unos días más poniéndonos al día, me enseñaba unos videos de mochuelos que había conseguido con la técnica del Fototrampeo o videotrampeo, aquello me animó a probarlo y Jose mé indico pro donde empezar, y no le puedo estar más agradecido.

Me pareció una técnica muy interesante para observar animales nocturnos y en cuanto decidimos hacer nuestro cuaderno de campo de Ludiente, teníamos claro que los videos de la cámara trampa tenían que ser parte del proyecto.

El fototrampeo consiste en colocar una cámara en el lugar adecuado por donde piensas que puedan pasar animales, con el movimiento se activa la cámara  y hará una fotografía o grabará un video, según este programada.

Se usa para monitorizar, controlar o buscar mamíferos (normalmente), ya que son animales muy esquivos y/o nocturnos. Esta técnica se ha usado para descubrir tigres que se creían extinguidos en algunas zonas, o seguir los pasos del esquivo leopardo de las nieves

Por supuesto nuestras expectativas no eran muy altas: éramos unos novatos absolutos, yo llevaba años oxidándome en esto de buscar animales y Ludiente no es la selva de Sumatra, así que era más un juego emocionante que algo que pensara que daría mucho resultado.

La técnica requería sobre todo lo siguiente: 1º colocar la trampa fuera del alcance de la gente, 2º colocarla en un sitio donde tuviéramos constancia mediante rastros de que por allí rondaba algún carnívoro o jabalí (las cabras y otros animales no entraban en nuestros objetivos ya que se pueden ver con facilidad).

© Daniel Belenguer. Excrementos de jabalí, muy diferentes del resto de ungulados que pueblan los montes ludentinos.

© Daniel Belenguer. Excrementos de jabalí, muy diferentes del resto de ungulados que pueblan los montes ludentinos.

© Daniel Belenguer. Huella de zorro o perro, en el grupo de Muskari Rastros hubo diversidad de opiniones.

© Daniel Belenguer. Huella de zorro o perro, en el grupo de Muskari Rastros hubo diversidad de opiniones.

© Daniel Belenguer. Huella de tejón. Este animal tiene una zarpa característica, muy diferente al resto de carnivoros pequeños o medianos, parecida a la de un oso pequeño.

© Daniel Belenguer. Huella de tejón. Este animal tiene una zarpa característica, muy diferente al resto de carnivoros pequeños o medianos, parecida a la de un oso pequeño.

Con estas premisas empezamos a buscar sitios idóneos. Una vez localizado el sitio colocábamos la cámara, un cebo (lata de sardinas) y a esperar (entre 1 y 7 días). Colocamos 8 montajes en sitios y habitats diferentes, en todos los montajes capturamos algún animal.

Tuvimos cuidado en no cebar en exceso ninguna zona, una lata de sardinas no hace daño a nadie, pero si acostumbras a un animal a comer a un sitio estás creando un patrón de comportamiento que puede ser peligroso para el o incluso contraproducente.

© Daniel Belenguer. 4º montaje. Al acabar cada montaje de la cámara trampa hacíamos una fotografía de recuerdo. 

© Daniel Belenguer. 4º montaje. Al acabar cada montaje de la cámara trampa hacíamos una fotografía de recuerdo. 

Aprendimos un par de cosas: 1º cualquier rama, incluso la sombra moviéndose por el viento, puede activar la cámara, y acabas con 100 videos de una rama moviéndose, 2º, una tarjeta rápida es recomendable, perdimos algunos videos de forma inexplicable, y me imagino que se debe al retardo de la cámara en empezar el siguiente video. 3º la cámara resistió lluvia fuerte, imprescindible si las vas a dejar días o semanas 4º es recomendable dejar la cámara durante días o semanas para obtener resultados, aunque también tuvimos buenos resultados con simplemente una noche gracias al cebo.

Pensamos que para encontrar otros animales menos atraídos por los cebos habría que dejar colocadas las cámaras durante bastante más tiempo en zonas de paso.

Aqui os dejo un enlace al sitio donde compre la cámara trampa, una Browning. por si hay alguien interesado en probar este método.

Nuestros videos nos mostraron fauna que deambula por los montes de Ludiente como las garduñas, zorros, jinetas y jabalíes.. Tejones, comadrejas, gatos monteses, turones o corzos se escaparon y aunque vimos algún rastro no aparecieron en los registros.

En este video una ardilla se informa de lo que hay en el tronco y de repente desaparece sin motivo aparente, a los pocos segundos se puede ver el motivo..

Las cabras son omnipresentes y están presentes en todos los habitats de la zona, en el video un pequeño macho que pasa por la senda. En otros videos hemos podido comprobar como al menos en verano, las cabras son bastante forestales, y se mueven a sus anchas por los pinares.

Un animal que nos hizo muchísima ilusión observar qué la Jineta, un pequeño carnívoro que a priori debía estar presente en Ludiente  por sus hábitos forestales, pero que jamás habíamos visto. Buscamos letrinas para detectar su presencia, pero nada.. así que al final nos decantamos por un area de monte donde había una mezcla de habitats con posible abundancia de roedores, y colocamos la cámara en un árbol. Cual fue nuestra alegría al descubrir a los días que habíamos tenido éxito, ¡menuda emoción!.

La manera  de incorporar los datos al cuaderno de campo fue hacer una descripción de cada montaje indicando lugar, habitat, cebo, hora y día de recogida y en la página/s de al lado colocar un fotograma del video conseguido con algún comentario adicional.

© Daniel Belenguer. Muestra de las páginas con fotograbas de la cámara trampa.

© Daniel Belenguer. Muestra de las páginas con fotograbas de la cámara trampa.