Barra libre 2018

Aqui en Valencia se ha abierto la veda y comienzan las fallas, ese enorme evento conocido mundialmente por sus excesivas esculturas gigantes llenas de curvas y color.

Durante unos dias en Valencia podéis practicar la fotografia callejera sin complejos: hay mas cámaras y smartphones que personas, asi que el fotógrafo interesado en sacar algo mas que lo de siempre pasará desapercibido. Las situaciones, personas y juegos de luces no os faltarán.

Para una mitad de los valencianos es una fiesta a lo grande, el momento de juntarse, de la exaltación de la amistad y el sentimiento de tener algo en común.

Para otros comienza una semana de ruido sin fin -juro que no hay un minuto sin petardos-, mierda esparcida por las calles, imposibilidad de coger el coche - sino tienes garaje y paciencia-, y en conclusion una semana de barra libre donde casi todo está permitido.

Hoy he bajado a la calle y durante una hora he recorrido mi barrio, entre asustado y expectante al ver y comprobar que ya ha comenzado a invadir las calles el individuo tipo: gafas de sol, uniforme fallero de colores brillantes  y cerveza en la mano, un retrato que no puede faltar en vuestro reportaje.

Esta fotografía  tomada hoy resume un poco mis sensaciones al saber lo que se viene encima.

spain016250.jpg