Fotografías de Valencia. Puzol. Caseta de campo.

Ayer carrileando por los campos de la zona de Puzol y el Marjal del Moro me maravillaba y sorprendía de la cantidad de aves que veía sin entrar en la marjal: moritos, cormoranes, garbillas bueyeras,urracas, garzas reales, abubillas, mirlos, insectívoros de todo tipo, alcaudones reales.. una maravilla, y justo al lado de una zona donde no se puede entrar en coche me salieron 5-6 conejos de un campo de naranjos.

Y digo que me sorprendía porque en toda la zona se practica la agricultura intensiva, vamos lo que los últimos decenios llevan practicando los agricultores. Que conste que no tengo nada en contra de ellos, al contrario. Se lo que es perder cosechas por los jabalíes y sufrir en mis tomates el azote de la Tuta absoluta (insecto no autóctono que ataca y destroza las tomateras). También conozco de primera mano como es la agricultura intensiva, durante unos años fui comercial y delegado comercial de empresas que se dedicaban a vender productos químicos para la agricultura. Acabe dejándolo, entre otras cosas por problemas de conciencia.

Visite muchas fincas, muchas parcelas, muchos agricultores. Al agricultor le pasa un poco como al fotógrafo. Me explico: antes podía vivir de su negocio/finca, ahora no. Antes no necesitaba  productos químicos para cultivar buenas y saludables cosechas, ahora las plagas son resistentes, aparecen nuevas y es totalmente dependiente de las multinacionales. El fotógrafo antes necesitaba conocimientos y un buen equipo, y ademas hacer fotos, ahora necesita ser retocador, experto en marketing, videografo, comunicador, blogger, etc,.. para rascar algo que llevarse a la boca.

Pero este post es para hablar de agricultura y ecología. La cultura, la educación, la compresión de como funciona la naturaleza es una ciencia no escrita que antes conocían los agricultores: épocas de siembra, variedades resistentes, remedios naturales, asociaciones de cultivos, rotaciones, etc,.. hoy en día eso se ha sustituido por productos químicos y variedades reforzadas genéticamente que necesitan constantes aportes químicos para poder prosperar. 

Si dejas de comprar dejaran de crecer y aparecerán los problemas, ideal para la multinacional, penoso para el agricultor.

Y alguno pensara que la agricultura debe ser muy productiva, la agricultura química o convencional produce mas kilos que la ecológica, sin duda,.. pero, ¿es eso lo más importante?, si para el dinero, no para la salud, y aquí viene el quid de la cuestión. Me di cuenta una vez más viendo el ultimo episodio de Salvados, cuando Jordi Evole entrevistaba a diferentes personas que convivían con empresas contaminantes. Muchos preferían contaminar y sufrir problemas de salud antes que perder el trabajo, era una consecuencia inevitable. Les han convencido de que desarrollo y contaminación van de la mano, de que agricultura y químicos también. De que no hay otra manera de hacer las cosas.

Llega hasta tal punto la ignorancia e incultura, que la mayoría de agricultores utilizan productos químicos aunque no se dediquen de forma profesional, quiero decir que no venden sus cosechas, son para alimentar a su familia!! Y digo yo, ¿que importa si sacas unas lechugas un poco feas o con alguna hoja copiad por los caracoles?, o ¿si en vez de 15kgs por mata sacas 10?  no hablo ya de pensar en el medio ambiente, sino en nuestra propia salud.

Falta educación, educación y más educación.

Fotografiando esta estampa y viendo la fauna local pensaba que maravilloso sería este lugar si no se tiraran químicos, si cada agricultor plantara unas aromáticas en su campo, si no se considerara cada hierba un enemigo del campo, si hubieran lombrices..¿por qué nos cuesta tanto cambiar? ¿de que tenemos miedo?

Sólo hay una manera de cambiar, y es empezar por uno mismo. 

Salvar a las abejas de Greenpeace

Spain pictures. Valencia, Puzol. Caseta de agricultor. © Daniel Belenguer

Spain pictures. Valencia, Puzol. Caseta de agricultor. © Daniel Belenguer