Fotografias a contraluz. Un consejo de amigo.

La Luz es la materia prima del fotógrafo, es lo que determina el aspecto de un paisaje o situación. Puede ser cálida o fría, dura o suave, localizada o uniforme, y un largo etc.

Algún fotógrafo incluso ha dicho: ¿hay alguna otra posibilidad que fotografiar a contraluz?Fotografiar a contraluz es sinónimo de oportunidades de conseguir algo especial, y también de complicaciones. Con la película negativa, ya sea color o blanco y negro fotografiar a contraluz es un juego de niños y produce un efecto maravilloso, lo difumina todo, el contraluz empasta y da calidez a la fotografía, se extiende suavemente por el negativo, como le pasa a la fotografia de la surfera gaditana.

Con la fotografía digital todo cambia, es más nítida, saturada, con bordes más definidos, más robótica. Asi que me veo en mil problemas para encontrar una fotografía digital a contraluz que me guste como me gustan los negativos.

Si a eso le añades que te olvidas quitar el filtro a tu objetivo te encontraras con un montón de entradas de luz extrañas, como platillos volantes (seguro que hay a quien le gustará esto).

Esto es lo que me paso en la fotografía de la entrada, os pongo la toma con filtro y sin filtro para que veáis el efecto. Los puntitos deben ser suciedad que tengo en el filtro, gotitas que dispersan la luz de formas extrañas. Esto mismo ocurre a menudo cuando fotografiamos farolas o luces similares, si llevamos puesto el filtro corremos el riesgo de que aparezcan estos efectos.

Ahora ya puedes elegir si quitas o no el filtro.

y hablando de filtros, una anécdota: En un taller con David Alan Harvey, cuando yo empezaba a querer fotografiar el mundo, me comentó que nunca usaba filtros, y jamás había tenido problema alguno.