la fotografia es un acto de fe

Y me refiero a la fotografía analógica claro. La captura digital de imágenes, o como se la quiera llamar, es algo seguro y aséptico, comprobable, clonica,...

Pero aquí hablo de meter un carrete, medir (o no) la luz e intentar capturar en un trocito de negativo aquello que tu mente imagina o ve..algo único, antiguo y poco eficiente, os recomiendo probarlo al menos una vez en la vida, os sentiréis saltando sin red al no poder comprobar y asegurar la toma..

Fui en Navidades a Ochagavía, en la parte alta de Navarra, pegadita a Francia. Como iba de vacaciones y quería ir ligero de equipaje metí el equipamiento básico para la expedición familiar: la leica con dos objetivos y 20 rollos de portra160 ( que es lo que tenía en casa). El trípode, las camaras digitales y la mamiya 7 se quedaron en casa.. a veces uno prima la libertad que ansia sobre la seguridad de unos resultados.

A mí me gusta fotografiar en los momentos en los que la luz es fugitiva, las nuevas camaras que disparan a 12.000 o 120.000 ISO serían perfectas para conseguir congelar todo el misterio, pero soy un puñetero cabezón y prefiero pensar que el azar jugará de mi parte, además Alex Webb paso 30 años fotografiando con kodachrome 64 ( de 64 ISO) o 200., si el pudo yo también - carcajadas-.

Así que 160 ISO no está mal, es divertido, - intentadlo en un hayedo en invierno-.

RELATO

"voy subiendo con el coche hacia la Sierra de Abodi, es de noche, hay algo de niebla, por fin, los días han sido soleados, sin luces interesantes, tampoco gente.. ¿quizás un caballo para meter algo de vida al paisaje?..NO HAY NADA, NO HAY NADIE..

decido parar al lado de la carretera y tomar un sorbo de cafe del termo, es muy temprano..no apago las luces del coche y cuando me giro para subir al coche veo algo: el equilibrio que buscaba, una luz interesante, no tengo más, no cruzara un ciervo ocasionalmente, asi que me apoyo en mi mismo, aguanto la respiracion y hago 4-5 fotos, 1/15 a 1,4, quizas 1/30 ..creo que aqui hay algo, pienso- UN ACTO DE FE- nada más, nada menos."

La emoción del viaje aumentó cuando el último día me olvidé todos los carretes en el apartamente de Pamplona, por suerte A LA SEMANA me llegaron sanos y salvos a Valencia y puede revelar las fotos que acabo de subir a mi archivo.

tened fe!

 © Daniel Belenguer

 © Daniel Belenguer