La mente salvaje

Acabo de leer La mente salvaje, de Gary Snyder. Para ser sincero he entendido la mitad del libro. Es profundo, y denso en ocasiones, las referencias a la filosofía oriental, a Dogen, Japón y las culturas nativas norteamericanas se entremezclan.

Me lo guardo para releerlo, un verano necesito, con la mente sin ordenadores y pantallas, un verano en la naturaleza.

Mente abierta para entender y corazón dispuesto para sentir.

Gary Snyder reclama lo salvaje que queda en el mundo y por tanto en el ser humano, y una naturaleza salvaje donde uno se adentra en lo desconocido, lo cruel, lo indómito…la naturaleza es sus propias palabras no es sólo comer moras al sol, hay una naturaleza profunda y oscura, muerte, hambre, necesidad, adaptación.

El humano corriente busca orden en el escenario que presenta la naturaleza, un caos a nuestro ojos, un sistema evolucionado, perfecto y en continuo cambio que supera nuestra comprensión.

Una frase corta para entender a Gary Snyder:

“La naturaleza no es un lugar para visitar. Es nuestra casa.”
Gary Snyder

spain019701.jpg

Rio Villahermosa a su paso por Ludiente, esta mañana.

Más fotografías de la zona en el archivo.