Periodo de crianza

La época de cría de cualquier animal es un periodo muy exigente en la vida de los animales. Lo vemos en los docus de la 2 cuando las leonas se las ven y se las desean para sacar adelante a los cachorros, entre darles de comer y protegerlos de leones machos y hienas las pobres acaban extenuadas.

En los seres humanos pasa lo mismo, nos olvidamos a veces que queda algo natural en estos cuerpo-escombros que movemos por el mundo. Todos o casi todos los esfuerzos en esta época de la vida están encaminados a alimentar, proteger y enseñar a nuestras crías. Uno se lo tiene que recordar a si mismo a veces, porque acaba hasta las cejas, no nos engañemos, tu tiempo no existe. Y ¡que no se me adelanten llamándome mal padre!, tiene mil cosas superpositivas y yo no lo cambio por nada, pero la realidad es la que es.

Estaba yo probando un teleobjetivo que me he comprado en el parque de la Rambleta en Valencia, donde este año han criado las golondrinas (supongo que en una masía muy vieja que hay cerca). Entre llevar y recoger a mi hijo de clases de judo tengo 45' aproximadamente esos días para  intentar fotografiar algo, claro que uno en ese intervalo cae a veces en un estado cansino que le invita sólo a sentarse en un banco..y eso es lo que hice, me senté en un banquito cerca de un árbol que parecía un buen posadero para pajaritos.

Al poco tiempo apareció está parejita de golondrinas: adulto y joven reclamando comida, y la golondrina joven os juro que no paraba, era tremendo..- hace poco ví en un documental que una pareja de pájaros insectívoros iba en un día 600-700 veces con comida al nido-. 

Al final la pobre golondrina adulta (padre o madre) acabo harta y se largó irritada de tanto chillido, su posadero se lo quitó la joven y desde allí siguió pidiendo comida. lamentablemente no podía quedarme a seguir disfrutando del espectáculo y tenía que ir a cuidar a mi propia  golondrina, pero si pude ver como la golondrina madre o padre volvía con comida y cebaba a la joven.

Ahora veo esta foto y me siento muy identificado como ser humano con las golondrinas y otros bichos, yo también acabo harto a veces, pero siempre vuelvo a alimentar a mis cachorros.