Fotografias a contraluz. Un consejo de amigo.

La Luz es la materia prima del fotógrafo, es lo que determina el aspecto de un paisaje o situación. Puede ser cálida o fría, dura o suave, localizada o uniforme, y un largo etc.

Algún fotógrafo incluso ha dicho: ¿hay alguna otra posibilidad que fotografiar a contraluz?Fotografiar a contraluz es sinónimo de oportunidades de conseguir algo especial, y también de complicaciones. Con la película negativa, ya sea color o blanco y negro fotografiar a contraluz es un juego de niños y produce un efecto maravilloso, lo difumina todo, el contraluz empasta y da calidez a la fotografía, se extiende suavemente por el negativo, como le pasa a la fotografia de la surfera gaditana.

Con la fotografía digital todo cambia, es más nítida, saturada, con bordes más definidos, más robótica. Asi que me veo en mil problemas para encontrar una fotografía digital a contraluz que me guste como me gustan los negativos.

Si a eso le añades que te olvidas quitar el filtro a tu objetivo te encontraras con un montón de entradas de luz extrañas, como platillos volantes (seguro que hay a quien le gustará esto).

Esto es lo que me paso en la fotografía de la entrada, os pongo la toma con filtro y sin filtro para que veáis el efecto. Los puntitos deben ser suciedad que tengo en el filtro, gotitas que dispersan la luz de formas extrañas. Esto mismo ocurre a menudo cuando fotografiamos farolas o luces similares, si llevamos puesto el filtro corremos el riesgo de que aparezcan estos efectos.

Ahora ya puedes elegir si quitas o no el filtro.

y hablando de filtros, una anécdota: En un taller con David Alan Harvey, cuando yo empezaba a querer fotografiar el mundo, me comentó que nunca usaba filtros, y jamás había tenido problema alguno.


Los bosques sin caminos

Ayer leí este extracto de un poema de Lord Byron y me gustó.

Del proyecto analógico en Blanco y negro sobre Ludiente extraigo esta fotografía y para mi tienen sentido juntos. Por este bosque antes pasaban caminos, sendas que llevaban a los hombres a las masías y los pueblos y ahora han sido engullidos por la smilax y las zarzas.

Hay un placer en los bosques sin senderos,
hay un éxtasis en la costa solitaria,
hay compañía, allí donde nadie se hace presente,
al lado del mar profundo, y música en su rugido:
No amo menos al hombre, sino más a la Naturaleza,
a partir de nuestros encuentros, a los que asisto sigiloso,
a partir de todo lo que puedo ser, o que he visto antes,
para fundirme con el Universo y sentir
lo que nunca puedo expresar aunque me sea imposible ocultar.

Lord Byron (Las peregrinaciones de Childe Harold)

© Daniel Belenguer

© Daniel Belenguer

La mejor luz para fotografiar

Yo crecí fotográficamente con las diapositivas y los magníficos reportajes del National Geographic. Cuando usabas diapositivas (todavía se venden) tus opciones de fotografiar eran 50 o 100ISO, intentar buscar imágenes de bajo contraste ( o quemabas luces o por norma general elegías densas sombras sin detalle) y fotografiar en ciertos momentos del dia.

Creo que las manias no se curan fácilmente y a mi me ha quedado esa secuela, ahora que fotografío en digital busco esas luces de cuando usaba diapositiva. Cuando fotografio encuentro invariablemente más interesantes los momentos "in between": entre el dia y la noche, lo fijo y lo que se mueve, el frío y el calor. En esos contrastes veo cosas que me interesan. La oscuridad me atrae, quizás es porque el digital es tan nítido y reproduce todo tan perfectamente que lo que voy buscando es un poco menos de exactitud, dejar algo a la imaginación.

Con el negativo color o blanco y negro esto es tremendamente más fácil, puedes crear atmósferas fácilmente, el medio te lo permite. 

El estabilizador de la cámara te permite pasar del tripode y dejarlo en casa, lo cual es enormemente util muchas veces, pero creo que alguna vez voy a experimentar usando la cámara sin el.

Está bien que los límites sean borrosos a veces, también en fotografía.

Captura de pantalla de mi ordenador con algunas de las últimas fotografías que he tomado en el Alto Mijares

Captura de pantalla de mi ordenador con algunas de las últimas fotografías que he tomado en el Alto Mijares

Polvo, viento, niebla y sol

El genial Labordeta les cantaba las cuarenta a algunos políticos impresentables y también le cantaba a Aragón.

Recojo una frase suya para ilustrar un nuevo proyecto fotográfico sobre la provincia de Teruel, centrado en sus paisajes, que comencé sin pensarlo demasiado y acabo tomando cierta forma.

Di por finalizado el proyecto de Teruel el año pasado. quería fotografiar de una forma tranquila, , buscando momentos que me llamarán la atención más que un detallado recorrido por el territorio. Centrándome en el paisaje inmenso de estos lugares que ya considero tan cercanos.

Seguro que volveré a fotografiar Teruel en muchas ocasiones porque sus paisajes me fascinan, su soledad y aislamiento a pesar de la cercanía a mi ciudad: las gasolineras en medio de la nada y los bares de carretera donde se purgan los pecados a golpe de copa, los caminos polvorientos en verano y las heladas insoportables del invierno.

En la sección de proyectos os cuento algo más de este trabajo.

Como colofón de esta entrada debo decir que me enamoré hace mucho de Aragón y de Teruel. Hace muchos años cuando viajaba cada dia por las carreteras comprendí que esta era una tierra especial, cuando recién pasada la Laguna de Gallocanta escuchaba en la radio el parte meteorológico: " .. Moscú -10ºC... Teruel -15ªC..."

¿que tipo de paisaje y gente forja ese clima?, lo tenéis muy cerca, id y visitarlo.

Fotograma del pequeño video donde se puede ver Ráfales desde una perspectiva inusual.

Fotograma del pequeño video donde se puede ver Ráfales desde una perspectiva inusual.