amo la fotografia

Aclaremos primero: la fotografía química, analógica, argéntica. 

No puedo explicar de otra manera mi obstinada necesidad de volver una y otra vez a la posibilidad de seguir cargando carretes en una cámara, a pesar de las dificultades y complicaciones que me ha dado en el pasado.

Hace unos meses vendí todo mi equipo analógico. El tiempo necesario para revelar y escanear, los problemas con laboratorios, el precio de los carretes en color subiendo y el elevado  coste de todo el material que tenia (poco pero caro). Así que acabe harto, pero muy harto, reuní un buen montón de dinero al vender todo lo que tenía y compre un equipo digital, el cual es perfecto para captar y registrar cualquier situación que te puedas imaginar, una maravilla de la técnica oiga.

Así que con ese pedazo de equipo ¿por qué echo de menos todos los problemas que tenía con los carretes?. Las fotos que hago ahora son supernitidas, no hay una mota de polvo o raya que quitar, puedo darle al botón cientos de veces sin coste añadido..no se que pasa.

Así que he llegado a una conclusión, amo la fotografía química, no se puede explicar de otra manera: repaso un libro de Plossu y me saltan las lagrimas al ver sus imágenes borrosas, veo mi archivador de negativos cerrado y parece que me habla, sueño que estoy en el baño agitando las cubetas esperando a ver que sale.

Como todo buen amor hay desencuentros, separaciones y a veces rupturas, no se en que fase estoy. Acabo de hacer un intento mas de digitalizar unos negativos con la cámara digital, la historia de amor no se ha acabado y lo se, guarde un objetivo de 35mm de Leica por si acaso.

Algo sigue ahi dentro, latente, la digital no me llena, es perfecta, es fácil, te satisface rápidamente, puedes trabajar profesionalmente con ella, just name it.. pero yo, estoy enamorado de otra.

© Daniel Belenguer  Fake de fotografia analógica,  Tomás badia  retratado con una cámara digital, después de pasarle un preset gratuito emulando la película Kodak TMAX3200 y añadirle una buena cantidad de grano con software.

© Daniel Belenguer

Fake de fotografia analógica, Tomás badia retratado con una cámara digital, después de pasarle un preset gratuito emulando la película Kodak TMAX3200 y añadirle una buena cantidad de grano con software.

© Daniel Belenguer  Las manos del señor de arriba. Imagen conseguida al fotografiar un negativo de 35mm con alta resolución sobre una caja de luz  y después de un recorte de un 50% aproximadamente.   aqui podeis ver esta imagen escaneada con un escáner de alta gama flextight.       Ya intente esta táctica y aunque es rápida y da mucha nitidez tenía un problema que no supe solucionar o encontrar solución. Los bordes del negativo me salían con una diferente exposición al resto del negativo.

© Daniel Belenguer

Las manos del señor de arriba. Imagen conseguida al fotografiar un negativo de 35mm con alta resolución sobre una caja de luz  y después de un recorte de un 50% aproximadamente.

aqui podeis ver esta imagen escaneada con un escáner de alta gama flextight.

 

Ya intente esta táctica y aunque es rápida y da mucha nitidez tenía un problema que no supe solucionar o encontrar solución. Los bordes del negativo me salían con una diferente exposición al resto del negativo.

Un año de fotografia quimica

Acaba el año y cierro un capitulo del blog dedicado casi por completo a la fotografía química, analógica, tradicional, argéntica.. como se la quiera denominar.

El mundo de hoy es digital, no sólo en fotografía. Es uniforme, rápido, efectivo.. perfecto, ¿demasiado perfecto?. Para mi el ser humano es todo lo contrario, y las cosas que hace con sus manos también lo son, quizás por eso lo artesanal tiene ese encanto, porque nos emociona saber que fué un ser vivo y no una máquina quien creó esa fotografía.

Me gusta lo irregular, lo quebrado, la incertidumbre.. por eso cuando veo una copia en papel baritado, una fotografía ligeramente desenfocada o el viñeteo de una Diana veo a una persona que a su manera se rebela un poco contra el establishment actual.

Con la fotografía digital han llegado mejoras incuestionables a nivel técnico, podemos fotografiar como nunca antes: en plena oscuridad, a 12 fotografías por segundo o a 1" sin usar trípode, gracias a los estabilizadores de imagen, podemos grabar video en 4K, podemos registrar cada momento, cada situación, nada es imposible.

Aunque todo tiene un coste, y esas maravillas de la tecnología traen consigo un mochila cargada de falta de veracidad, estética dudosa, consumismo masivo,  invasión de imágenes innecesarias, etc,.

Esta hecho, y no se pueden poner puertas al campo. Paradójicamente con todas estas mejoras de las herramientas el oficio del fotógraf@ ha ido empeorando paulatinamente. La democratización de la fotografía ha traído consigo algunas consecuencias negativas, y es lo que hay, la evolución es imparable. Para muestra un botón, uno de los consejos que más se repiten para los fotógrafos que hoy en dia quieran ser profesionales es: aprende a grabar y editar video. ¿tiene mucho sentido no?, pues así es en el mundo actual de la imagen.

Sin embargo, la fotografía, como actividad  creativa que es, también nos permite disfrutar. No es necesario ser el mejor, ni vivir de esto, ni tener la mejor cámara..la experiencia es importante, la emoción de no ver la toma, o ¡la emoción de verla en una copia instantánea!, ver surgir la imagen en una copia en el laboratorio, limitarte a 36 fotografías en carrete, y tener que esforzarte para acabarlo..todo ello también es fotografía y se disfruta mucho con esas incertidumbres.

Con la serie "Balas de plata "espero haber animado a más de un@ a comenzar a fotografiar con carretes, quizás a usar una cámara de juguete, probar una de las míticas hasselblads o sentir lo difícil que es a veces fotografiar con una leica. Todo forma parte de la Historia de la fotografía y creo que esos condicionamientos técnicos que se imponían "hacían" mejores fotógraf@s.

Muchos de los fotógraf@s que he reseñado usan la fotografía digital y la analógica, la mayoría digital para lo profesional y químico para lo personal, ¿curioso no?, las fotos que más aprecian con carretes..me recuerdan a esos agricultores que usan química para sus "campos comerciales", pero el huerto de casa lo cultivan de forma natural, sin casi productos químicos.

En mi caso no tengo claro como continuaré fotografiando con carretes, llevo unos años muy centrado en esto y me interesan nuevas ideas que precisan de la fotografia digital. Aunque siempre me gustaría hacer algo analógico.. el tiempo lo dirá.

Una tormenta de ideas se agolpan ahora mismo en mi cabeza y necesito un periodo de reflexión para dar forma a algo, así que la próxima entrada del blog no se cuando ni como, ni sobre qué será! 

Por último quiero daros las gracias a tod@s l@s que habéis pasado por aquí, os deseo lo mejor para el 2017!

¡Un abrazo!

Las manos de Tomás con la leica © Daniel Belenguer, 

Las manos de Tomás con la leica © Daniel Belenguer, 

Balas de plata #47. Adriana Lestido

He leído en una entrevista a Adriana Vestido una rutina que acostumbra a seguir cuando está en Villa Gesell: levantarse temprano y ver amanecer casi cada día.

Todo en Adriana Vestido destila espiritualidad, humanidad, profundidad. Todo lo que hace parece venir de una necesidad fundamental.

La fotografía como una forma de escapar, mostrar o expresar, y de ahí el resto.. no hacer fotografías porque si, nada de banalidad, una economía visual muy sana y rara hoy en dia.

Adriana trabaja en series y como ella misma comenta, no lleva siempre la cámara encima, puede pasar tiempo sin hacer fotografías. En eso se diferencia mucho de otros fotógrafos que ven el mundo constantemente a través de la cámara. Ella parece necesitar descansar y ver el mundo real tal cual, y  esperar a que le venga la necesidad de agarrar la leica y comenzar algo.

© Adriana Lestido

© Adriana Lestido

Madres adolescentes, Hospital infarto juvenil, Madres e Hijas, Mujeres presas..los temas en una época de su vida estuvieron centrados en los vínculos entre madre e hijas, y las mujeres en general..ahora, viendo la cronología de sus series me da la sensación que su trabajo pasa por una transición hacia el paisaje, un paisaje personal, intimista.

Salvo alguna serie como Antártida (hecha en color con una hasselblad xpan) el resto de su trabajo es blanco y negro. El blanco y negro es como más básico, -algo medular dice ella-, se adapta mejor a lo que ella quiere transmitir.

Adriana Lestido explica muy bien su preferencia por lo analógico, no tanto por el resultado sino por el proceso que conlleva, hay algo humano en ello: cargar los rollos, fotografiar, revelar, hacer las copias, .. hay un tiempo necesario, un ritual en el que el fotógrafo va dejando y aportando algo de si mismo/a.

En su página web podréis ver numerosas entrevista o escritos acerca de ella y su obra.

Balas de plata #45. Jens Olof Lasthein

Jens Olof Lasthein ganó en 2010 el Leica Oskar Barnack, y así es como muchos oimos hablar de este grandísimo fotógrafo del norte de Europa.

Su página web tiene tres apartados: about (breve reseña), contact y work, donde va poco a poco publicando sus proyectos.

Obviamente lo primero que me llamó la atención fué el formato panorámico, y ademas distorsionado. Una widelux es su cámara de referencia para sus trabajos personales, 35mm negativo color...¡y que color!, si algo me llama la atención de sus imágenes es el color y por supuesto la composición. ¡Qué difícil es componer manteniendo tantos elementos en un instante!

© Jens Olof Lasthein

© Jens Olof Lasthein

Cuando la diapositiva se fué volviendo carísima y desapareció de los servicios que ofrecían los laboratorios,  vino este señor y me demostró las maravillas que se pueden hacer con el negativo color, con una paleta más natural, y ese granito tan característico que nos demuestra que estamos ante un objeto físico y tangible.

¿cuándo y quien decidió que la fotografía de viajes debía ser en diapositiva?, ¿fué National Geographic? o ¿debía ser hipernitida, hipersaturada?.. se creó toda una escuela de como debían ser las fotografías de viajes.. , ahora que muchos no podemos usar diapos por el precio o el revelado, pero si queremos usar carretes,  gente como Jens nos abre un camino esperanzador..

© Jens Olof Lasthein

© Jens Olof Lasthein

El señor Jens no se prodiga en los medios, tiene un perfil bajo, sus trabajos los realiza a nivel personal a muy largo plazo, y los culmina (me imagino que cuando es posible..) con un libro..

Intenté comprar White Sea black Sea, fué imposible, se acabó el  stock aunque alguna vez sale algun ejemplar a precio para ricos.

Su nombre ha ido bajando en los medios debido a lo que comentaba de su  perfil bajo en redes sociales y demás, pero no parece que haya dejado de trabajar, y así nuevos trabajos panorámicos han visto la luz como:

Home above Black Hills

 Sin más, os dejo un par de entrevistas en inglés con el señor Jens, para los que no las entendáis basta con mirar sus fotografías, me da que el prefiere expresarse así.

Entrevista a Jens Olof Lasthein

Entrevista2 a Jens Olof Lasthein