todos a una...

Recientemente escribí un post donde lloraba amargamente y me burlaba a la vez de mi mismo, y de mi dependencia psicológica de las cámaras de telémetro leica, justo había vendido una pero solo con la intención de comprar otra!

El caso es que una simple fotografía de una leica mp con un 35 y un carrete de kodak trix ha recibido más likes que la mayoría de las cosas que subo al facebook, no deja de ser curioso.

Me llamó la atención un comentario en el que me decían que el futuro era pasarme al formato medio, por supuesto me encantaría usar una cámara de formato medio, quizás solo estoy decidiendo si será un 6x6 o un 6x7 (hasselbla, rollei, pentax, mamita?, cualquier sugerencia será agradecida).

Pero este no es el caso, me estoy liando. Lo que llevo mascullando hace tiempo es el modo como la industria obliga a los fotógrafos sobre que material usar, si hablamos del "fotógrafo mercenario", aquel que tiene que hacer de todo para sobrevivir, está claro que no le queda otra que aceptar las imposiciones del mercado..un ejemplo: de hecho estoy apuntado a una "especie de agencia" donde algún cliente de publicidad especifica en sus peticiones de imágenes: "must be shot on a canon camera". Si usas nikon te jodes y no eres nuestro amigo, jajajjaja.

Muchas agencias de stock tienen también requerimientos altísimos sobe ella cámara que debes usar para poder poner tus fotitos con ellos, como si los beneficios que obtienes (escasos) estuvieran a la altura de la exigencias que demuestran.

También recuerdo una revista que me protestaba de las diapos en 35mm cuando el papel que usaba para sus publicaciones es como el tabaco de liar, y sus contenidos patéticos.

Otro ejemplo son los fotógrafos de boda, creo que ya pasó la época de llevar una cámara grande para aparentar y demostrar al cliente que eras "el fotógrafo", pero no deja de asombrarme como se preocupan por 12-16-24 o 50 megapixels, el nivel de ruido a 3200 ISO y chorradas similares cuando el cliente final, en un 99,99% de los casos es incapaz de ver la diferencia, como también es incapaz en una mayoría de los casos de ver la diferencia entre un buen reportaje y otro mediocre.

Supongo que de ahí la carrera de los megapixels y esa especie de locura colectiva con la fotografía digital. De hecho incluso el fotógrafo aficionado, me refiero a aquel que jamás venderá una fotografía se autoimpone unos niveles de exigencia increíbles en cuanto a la calidad de su equipo, y por ejemplo no quiere usar cámaras microcuatro tercios porque no permiten ampliaciones gigantes o son inferiores al full frame a 3200 ISO.. da igual que sean mas económicas, ligeras y tengan una calidad mas que demostrada (las usan también los profesionales..)

Al final mi conclusión es que muchos fotógrafos profesionales o amateurs no están decidiendo la cámara que necesitan. O bien se la están imponiendo las exigencias de un mercado o bien se la imponen ellos en base a falsas necesidades. Yo creo que si eres amateur y usas una cámara digital, hoy en día hay una variedad increíble para elegir y no fallar, no te hace falta el ultimo modelo ni mucho menos.

Si eres profesional lo tienes mas díficil. Lo primero es tener un equipo fiable y suficiente para los requerimientos de tus clientes, pero en mi opinión, si un cliente te pide una cámara de primer nivel para que realices un trabajo para el, deberías exigirle también un precio de primer nivel, así de claro. 

Para los que usamos carretes hay un amplio abanico y aquí si que va más en función de lo que mas nos gusta a nivel personal, una vez ya descartados del mercado profesional..(o no?, no os perdáis uno de los próximos posts..) solo nos queda elegir la cámara que nos de la gana,..

  Titulo de la foto: no pasan más cosas de milagro. © Daniel Belenguer.

 

Titulo de la foto: no pasan más cosas de milagro. © Daniel Belenguer.