La mejor luz para fotografiar

Yo crecí fotográficamente con las diapositivas y los magníficos reportajes del National Geographic. Cuando usabas diapositivas (todavía se venden) tus opciones de fotografiar eran 50 o 100ISO, intentar buscar imágenes de bajo contraste ( o quemabas luces o por norma general elegías densas sombras sin detalle) y fotografiar en ciertos momentos del dia.

Creo que las manias no se curan fácilmente y a mi me ha quedado esa secuela, ahora que fotografío en digital busco esas luces de cuando usaba diapositiva. Cuando fotografio encuentro invariablemente más interesantes los momentos "in between": entre el dia y la noche, lo fijo y lo que se mueve, el frío y el calor. En esos contrastes veo cosas que me interesan. La oscuridad me atrae, quizás es porque el digital es tan nítido y reproduce todo tan perfectamente que lo que voy buscando es un poco menos de exactitud, dejar algo a la imaginación.

Con el negativo color o blanco y negro esto es tremendamente más fácil, puedes crear atmósferas fácilmente, el medio te lo permite. 

El estabilizador de la cámara te permite pasar del tripode y dejarlo en casa, lo cual es enormemente util muchas veces, pero creo que alguna vez voy a experimentar usando la cámara sin el.

Está bien que los límites sean borrosos a veces, también en fotografía.

Captura de pantalla de mi ordenador con algunas de las últimas fotografías que he tomado en el Alto Mijares

Captura de pantalla de mi ordenador con algunas de las últimas fotografías que he tomado en el Alto Mijares

Libro recomendado: Western Colors de Bernard Plossu

Llevaba tiempo sin coger un libro de fotografía, he mirado y vuelvo a estudiar muchas veces lo que ya tengo, pero mira por donde me di el capricho de aumentar mi colección Plossu. Casi la llamaría así porque es el autor del que más libros tengo.

He hablado de Plossu en varias ocasiones en el blog. Primero en una visita que hizo a Railowsky para presentar su libro Vámonos. Después en la sección de Balas de Plata, donde presentaba un fotógrafo analógico de forma periódica.

Western Colors reune un trabajo fotográfico en color realizado por el fotógrafo francés durante sus años en los Estados Unidos. El libro reúne 88 fotografías impresas por el método Fresson y con todas las señas de identidad del autor: formato 35mm, focal de 50mm, composición sencilla (como el dice, cuando haces esas fotografías puedes dormir tranquilo), algunas imágenes movidas, los grandes paisajes, la arquitectura, la carretera, pocas personas...

A todo esto sumemos el color del desierto, los marrones y cielos tormentosos que ensalzan siempre la fotografía en color, los clubs nocturnos, el barro y también algunos amaneceres.

Dice Plossu que si una fotografía suya es espectacular es que se ha equivocado, y es posible, pero a mi este libro me parece un trabajo espectacular, el detalle intimo, la fotografia delicada, un formato perfecto, ni grande ni pequeño, tapa dura y un número perfecto de imágenes.. he pasado algunas mañanas disfrutando del efecto Plossu frente a la chimenea, y ha resultado de lo más placentero. 

Muy recomendable si sois fans o como introducción al autor.

De los nacidos para perder

Sabina siempre es una inspiración cuando pienso en volver a hacer fotografías en la ciudad,

"soy del color de tu porvenir me dijo el hombre del traje gris, no eres mi tipo le contesté, y aquella tarde aprendí a correr..." y sigue con unas letra fantástica toda la canción

Echo de menos como no os podéis imaginar, tener una leica para fotografiar, parece que ya no se hacerlo de otra manera, pero de momento tendré que apañarme y seguir escuchando al maestro Sabina, a veces hay que coger impulso y ganas antes de echarse a correr.

Aquí os pongo una fotografía de mi proyecto Rambleta KM.0 donde para mi hay un hombre intentando escapar de su destino.

En el archivo todas las fotografías del proyecto sobre un barrio de las afueras de Valencia.

© Daniel Belenguer

© Daniel Belenguer

Polvo, viento, niebla y sol

El genial Labordeta les cantaba las cuarenta a algunos políticos impresentables y también le cantaba a Aragón.

Recojo una frase suya para ilustrar un nuevo proyecto fotográfico sobre la provincia de Teruel, centrado en sus paisajes, que comencé sin pensarlo demasiado y acabo tomando cierta forma.

Di por finalizado el proyecto de Teruel el año pasado. quería fotografiar de una forma tranquila, , buscando momentos que me llamarán la atención más que un detallado recorrido por el territorio. Centrándome en el paisaje inmenso de estos lugares que ya considero tan cercanos.

Seguro que volveré a fotografiar Teruel en muchas ocasiones porque sus paisajes me fascinan, su soledad y aislamiento a pesar de la cercanía a mi ciudad: las gasolineras en medio de la nada y los bares de carretera donde se purgan los pecados a golpe de copa, los caminos polvorientos en verano y las heladas insoportables del invierno.

En la sección de proyectos os cuento algo más de este trabajo.

Como colofón de esta entrada debo decir que me enamoré hace mucho de Aragón y de Teruel. Hace muchos años cuando viajaba cada dia por las carreteras comprendí que esta era una tierra especial, cuando recién pasada la Laguna de Gallocanta escuchaba en la radio el parte meteorológico: " .. Moscú -10ºC... Teruel -15ªC..."

¿que tipo de paisaje y gente forja ese clima?, lo tenéis muy cerca, id y visitarlo.

Fotograma del pequeño video donde se puede ver Ráfales desde una perspectiva inusual.

Fotograma del pequeño video donde se puede ver Ráfales desde una perspectiva inusual.